Inicio » Espectáculos » Roberto Gómez Fernández comparte emotivo mensaje
Roberto Gómez Fernández comparte emotivo mensaje

Roberto Gómez Fernández comparte emotivo mensaje

Hijo de “Chespirito” comparte un mensaje emotivo y recuerda anécdotas de su padre en las redes sociales.

Luego del lamentable fallecimiento de Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’, quien perdió la vida el pasado viernes 28 de noviembre en su casa del fraccionamiento Isla Dorada, en Cancún, Quintana Roo a los 85 años de edad, ahora a una semana de esta terrible noticia, su hijo, Roberto Gómez Fernández, publicó un emotivo mensaje en sus redes sociales.

 Con un sentimiento muy profundo y con palabras que estremecen a cualquiera, Roberto recordó algunas de las cosas que vivió junto a su padre y esto fue lo que escribió:

 “Quiero que me recuerden como un hombre bueno’, decía mi padre. Y la verdad es que veo difícil que lo recordemos así, que lo recordemos solo así. hace ya una semana que se fue, y apenas recobro el animo para escribir. Llevo 7 días consternado, abrumado, sorprendido…todo eso aderezado con tristeza, sin duda, pero a la vez con el orgullo de sentir otra vez, más cerca que nunca, el cariño de tanta gente hacia él. Y es que para mí no se fue un hombre bueno, solamente…. se fue un hombre inteligente, un comprometido, un hombre de trabajo, un hombre recto, justo, extraordinariamente sensible…. y muchas adjetivos más que se podrían revolver en una bolsita de papel estraza y saldría una palabree: GENIO”, señaló Roberto.

 Y continua: “Cuando me preguntan que de qué me sentía más orgulloso de mi padre, siempre he contestado que, al menos el evento que más recuerdo, es un festival del día del padre a mis 10 años en el Colegio La Paz; mi padre metió un gol de “palomita” en frente de todos mis amigos. Un golazo! Uff! Siempre lo recuerdo. Para entonces ya ere El Chavo del 8 y El Chapulín Colorado. “

 “Pero el personaje de goleador superó cualquier hazaña. Desde siempre he vivido admirando a mi padre, no solo por su chamba en los medios, si no también por su chamba en la vida. Su preocupación por nosotros, sus hijos, iba más en torno a formar personas de bien. Desde muy chico, por metiche, y seguramente por ser el único hombre de la familia, me dejó asomarme en su mundo creativo para ya nunca salir de él. Tengo clara todavía la imagen de llegar al canal 8 tomado de su mano y enseñándome un “pueblito del oeste” de una Telenovela, Hermanos Coraje”.

 Y cierra diciendo: “En estos días he recibido cientos de mensajes, por todos los medios posibles, de amigos y familiares. Y más de mil mensajes de gente que quiere decirnos algo de mi padre. Ha sido un maratón indescriptible de puras cosas buenas. Es por eso que he dejado la tristeza un poco de lado.

En estos días he recibido cientos de mensajes, por todos los medios posibles, de amigos y familiares. Y más de mil mensajes de gente que quiere decirnos algo de mi padre. Ha sido un maratón indescriptible de puras cosas buenas. Es por eso que he dejado la tristeza un poco de lado.
Ahora toca otro paso. Más íntimo”. 

“Gracias a todos que le han mostrado su admiración y su cariño; Gracias, Robby y Tamara por su amor; Gracias a la vida por estas hermanas; Gracias, Krystell por estar juntos; Gracias, pa por ser el mejor maestro por ser un ejemplo, mi guía más importante; Gracias por decirme Campeón; Gracias por ser más papá que Chespirito; Gracias a la vida por la fascinante aventura de tener a un padre así.

“Pa, te vamos a recordar toda la vida. Ten la seguridad que te vamos a recordar como lo que fuiste; UN HOMBRE BUENO. Ma, espero que hayas recibido a mi papá con un cafecito.”

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los recuadros obligatorios están marcados *

*

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.