Inicio » Política » La parte más fuerte en Guerrero ya pasó: Rogelio Ortega
La parte más fuerte en Guerrero ya pasó: Rogelio Ortega

La parte más fuerte en Guerrero ya pasó: Rogelio Ortega

El gobernador interino de Guerrero señaló que testimonios de normalistas, los 43 estudiantes desaparecidos habrían estado en Teloloapan y Cuetzala.

CIUDAD DE MÉXICO(La Jornada).- Rogelio Ortega, gobernador interino de Guerrero, señaló que con la detención del exalcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda, pasó “la parte más fuerte” desde la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Yo creo que la parte más fuerte ya pasó. Creo que estamos generando una fuerte interlocución con todos los actores sociales el gobierno está abierto al diálogo y siempre busca de la paz y la seguridad en el estado, indicó en entrevista televisiva.

El gobernador afirmó que con la captura de Abarca se dará la certeza para dar con los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembre.

Con la captura de Abarca nos da certidumbre, nos permite creer. Esto nos puede dar más luz sobre los escenarios que hemos construido para la localización de los estudiantes, señaló.

El gobernador señaló que existe la convicción del Estado para encontrar con vida a los 43 normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre.

Nosotros confiamos en la Federación, he dicho que sin su apoyo no podremos sacar adelante al estado y por eso hemos pedido el apoyo para la localización de los normalistas, indicó.

Asimismo, afirmó que testimonios ubican a que los normalistas desaparecidos habrían estado en Teloloapan y Cuetzala divididos en dos grupos.

Cabe señalar que ayer en la madrugada, José Luis Abarca, su esposa María de los Ángeles Pineda y Noemí Berumen Rodríguez, amiga de su hija, fueron detenidos en la delegación Iztapalapa, tras un operativo encabezado por la Policía Federal.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los recuadros obligatorios están marcados *

*

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.